Saxum, un centro multimedia donde los peregrinos pueden completar su «imagen mental» de Tierra Santa

La línea del tiempo de Saxum es uno de los puntos más atractivos del centro.

Pocas fechas después de su inauguración formal a mediados de febrero, el pasado viernes 1 de marzo se bendijo el Saxum Visitor Center, un centro situado en Abu Ghosh, en las afueras de Jerusalén, que ayuda a los peregrinos a Tierra Santa a comprender en su contexto la historia bíblica y los lugares relacionados con ella mediante tecnologías multimedia de vanguardia.

Durante la inauguración del centro, estuvieron presentes el ministro de Turismo de Israel, Yariv Levin, y el obispo auxiliar de Jerusalén, Giacinto Marcuzzo, quien manifestó que “este centro ayuda a hacer presente la historia del pasado. Los peregrinos que llegan aquí, los de nuestro tiempo, de este siglo, deben vivir la experiencia de los misterios que tuvieron lugar entre Dios y los hombres de aquel tiempo”.

Como informó en su día Fundación Tierra Santa, el centro incluye una línea de tiempo que combina las fechas de la civilización humana con las del Antiguo Testamento; un enorme mapa de piedra con el viaje de Abraham y Moisés; y pantallas táctiles y proyecciones 4D sobre Jerusalén y los Lugares Santos.

La idea es facilitar a los peregrinos y turistas la construcción de una imagen mental de todo lo que han visto y aprendido en Tierra Santa, para cuando regresen a casa.

Los visitantes al centro contarán también con una capilla que ofrece espacios de oración. Los peregrinos pueden participar de la Eucaristía y recibir allí el sacramento de la Penitencia.

Hallarán igualmente un auditorio para realizar encuentros y conferencias, y una cafetería con catering. El centro es, además, punto de información del Camino de Emaús, por lo que ofrece cursos de formación para quienes quieren ser guías turísticos.

Saxum Visitor Center ha sido promovido por fieles y cooperadores de la prelatura del Opus Dei de todo el mundo. La idea se originó en 1994 cuando el beato Álvaro del Portillo, quien por entonces era el prelado del Opus Dei, visitó los santos lugares. Retomando el deseo del fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá de Balaguer, Portillo impulsó poner en marcha un centro que tuviese la función de apoyar a los peregrinos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here