Música de órgano suena en Tierra Santa, donde es parte característica de la identidad cristiana

En Oriente Medio, donde hay un órgano de tubos hay una iglesia. Aquí el órgano representa un signo de la presencia cristiana. De esta idea nació el Terra Sancta Organ Festival, treinta conciertos organizados por la Custodia de Tierra Santa en los lugares donde está presente. El festival (que llega a su segunda edición) se celebrará durante todo el mes de octubre en Israel y Palestina, mientras que algunos conciertos han tenido lugar en Jordania, Grecia y Chipre. Se prepara una estación para el invierno que se desarrollará en Egipto, Líbano y en Siria en Damasco, si las condiciones lo permiten.

Según Riccardo Ceriani, ofm, delegado para la música de la Custodia de Tierra Santa, "el Terra Sancta Organ Festival es una manera de dar visibilidad (y en algún caso también solidaridad) a las comunidades cristianas en Oriente Medio y en Levante gracias a las posibilidades de un festival de música internacional y gracias a la presencia secular de la Custodia de Tierra Santa en estos territorios. El Terra Sancta Organ Festival es el único festival en el mundo organizado en ocho estados”.

Una riqueza cultural específicamente cristiana
La música de órgano representa también una de las excelencias artísticas de la que los cristianos pueden presumir, especialmente los católicos y protestantes.

“Con este festival damos la posibilidad a todas las personas de toda religión que se encuentran en estos territorios de escuchar la voz del órgano, el sonido del órgano, que de otra manera estaría reservado solamente a las liturgias de los cristianos el domingo", añade fray Riccardo.

De Washington con el Papa, a Jerusalén
Los músicos invitados son todos de nivel internacional, y vienen de buen grado atraídos por la posibilidad de tocar en Tierra Santa.

Como Peter Latona, director musical del Santuario de la Inmaculada Concepción de Washington, cuyo coro sólo hace unas semanas estuvo cantando para el Papa Francisco durante su visita a Estados Unidos: "Para mí es un gran honor, no solo presentar estos cuatro conciertos, pero porque esta es la primera vez que toco aquí en Tierra Santa. Es un gran honor y algo muy espiritual".


Peter Latona llegó a Israel y Palestina con los recuerdos de la visita de Francisco a Estados Unidos aún muy presentes.

Además de Peter Latona, el programa en Israel y Palestina presenta al joven concertista croata Pavao Masic, vencedor de importantes concursos internacionales, y al italiano Pier Damiano, compositor, profesor universitario y organista de la catedral católica de Bucarest.

Los conciertos tienen lugar todas las semanas hasta finales de mes en la iglesia de San Pedro en Jaffa, en la Basílica de la Anunciación en Nazaret, en la iglesia de San Salvador en Jerusalén y en la Iglesia de Santa Catalina en la Basílica de la Natividad en Belén. La comunidad local está invitada a participar.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here