La Virgen del Carmen tuvo que modificar su recorrido y no hubo procesión, pero recorrió las calles de Haifa

La Virgen del Carmen recorrió las calles de Haifa, aunque no pudo ir acompañada de los miles de personas que tradicionalmente la acompañan en procesión.

La tradicional procesión de la Virgen del Carmen en Haifa, ciudad portuaria al norte de Israel, hubo de modificar su recorrido y la forma de su traslado por las restricciones sanitarias, pero no faltó a su cita con sus devotos. Subida en una furgoneta, visitó los barrios cristianos en una comitiva que encabezó el arzobispo Pier Battista Pizzaballa, administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén.

“La Virgen está con nosotros”, afirmó monseñor Pizzaballa, “no nos ha abandonado, como  ninguna madre renunciaría nunca a su familia. Un día volveremos a acompañarla por las calles de la ciudad, porque estamos orgullosos de estar con ella“.

Así es normalmente la procesión del Carmen en Haifa, cuando se sube la imagen hasta el monasterio carmelita Stella Maris. Monseñor Pizzaballa expresó su deseo de que pronto pueda celebrarse de nuevo.

La tradición de esta procesión se remonta a 1919, cuando la imagen fue restituida a su lugar al finalizar la Primera Guerra Mundial, en signo de agradecimiento por haber protegido a la ciudad durante la contienda. Suele ser un momento en el que muchos fieles cumplen el voto de subir descalzos hasta el monasterio. Este años todas las peticiones fueron para que la Virgen del Carmen “traiga serenidad y alegría” a todas las familias y las libre de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here