La exposición «Vidas comprometidas. Presencia religiosa española en Tierra Santa» llega a Ávila

La exposición Vidas comprometidas. Presencia religiosa española en Tierra Santa podrá verse en España en las próximas semanas. Será en el Archivo Militar de Ávila, donde se inaugurará el próximo 16 de julio a las 19.00 horas, permaneciendo abierta hasta el 31 de agosto. La muestra brinda al público fotografías de Mikel Marín, con textos de Anna García, que muestran la existencia cotidiana de 35 religiosos españoles que actualmente desempeñan su labor apostólica en Tierra Santa.

Este evento cultural cuenta con el patricinio de la Fundación Tierra Santa, del Pontificio Instituto Notre Dame de Jerusalén y del Consulado General de España en Jerusalén y de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo), y ya ha cosechado notables reconocimientos cuando pudo verse en el principal centro de exposiciones de Belén (en la Plaza de Pesebre, a escasos metros de la Basílica de la Natividad) en diciembre y enero, y en octubre y noviembre en el edificio Notre Dame de Jerusalén.

Precisamente al inaugurarla allí, el cónsul general de España en Jerusalén, Juan José Escobar Stemmann, destacó que la exposición "hace justicia a una labor humana hasta ahora poco conocida", la de esas decenas de religiosos con décadas de experiencia sobre el terreno.

Imágenes y palabras para retratar vidas muy especiales
Por su parte, Marín explicó que las fotografías habían seguido un delicado proceso en la relación con sus protagonistas: "Empezar desde cero hasta ser amigos y que se fiasen de mi mirada".

La primera idea de Marín, según declaró a la agencia Novosti, era crear un fondo común para todos y fotografiarlos con el mismo objetivo: “Pero después descubrí que cada persona es diferente y tiene un mundo totalmente distinto. El gran reto fue que la mayoría de ellos son personas muy mayores y ahora no están en activo, incluso la vida de algunos transcurre en un hospital. Entonces decidí que había que buscar ese momento íntimo de cada uno. Y hay fotos en color, blanco y negro, sepia. Son gente que lleva toda su vida en segunda fila, tras una cortina, sin querer ningún tipo de fama”.

En algunas imágenes los protagonistas aparecen orando. Otras presentan a la persona trabajando sobre el terreno en un hospital, una maternidad, una comunidad de beduinos o una iglesia con fieles.

Los textos de la periodista Anna García completan las fotos y acercan al público las vidas de estos religiosos: “He intentado ir más allá de los hábitos y escribir historias terrenales, hacer que los religiosos fueran cercanos”, dijo. Y añadió la peculiar circunstancia que ha impreso la guerra a sus vidas: "Hay algunos que han vivido más de cincuenta años aquí, son veteranos de muchas guerras y su vida religiosa no puede entenderse sin este contexto de guerra”.

La exhibición ha ido pasando después, en tandas de un mes, por Galilea (Israel), Amán (Jordania), Beirut (Líbano) y empieza ahora su recorrido español. Según recoge Voxtempli, las fotografías y los textos formarán parte de un libro que se editará próximamente.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here