El padre Juan Solana destaca el valor apologético de los nuevos hallazgos arqueológicos en Magdala

[Reproducimos a continuación la última carta del padre Juan Solana, LC, director de Magdala Center a los amigos y bienhechores del centro.]

Queridos amigos de Magdala:

Reciban un saludo desde México, donde estoy terminando una estancia larga debido a un tratamiento de la espalda. Termina mi estancia en coincidencia de la visita del Papa Francisco, que continúa sorprendiéndonos con sus gestos de humildad, de profunda humanidad y de integridad de vida.

Desde Magdala siguen llegando noticias muy alentadoras, que van confirmando la providencialidad de la inspiración de Dios y del mucho bien que se puede hacer desde ese lugar santo.

Como en años anteriores, ha llegado un nutrido número de voluntarios chilenos, que han asumido la tarea de continuar las excavaciones de la zona del puerto de Magdala. Este se encuentra justo al lado del Duc in Altum, a unos 50 metros aproximadamente de la orilla actual del Mar de Galilea.

Entre los hallazgos más sorprendentes están dos objetos de bronce: una ánfora y una pala con la que probablemente añadían carbón a un horno, según nos dicen los arqueólogos en una primera visión.

Juntamente con esto, han descubierto la continuación de los edificios del puerto, donde sobresalen unas pequeñas piscinas o estanques, donde al parecer los pescadores conservaban los peces vivos, sobre todo durante la estación calurosa, para poder utilizarlos luego cuando les fueran necesarios.

Esto, junto con los descubrimientos anteriores, muestran que Magdala era un puerto pesquero activo y de relieve en la zona de Galilea, confirmando las indicaciones que al respecto nos ofrece Flavio Josefo.

Instituto Magdalena y Casa de Peregrinos

En el Instituto Magdalena (Magdalena Institute) se está preparando el segundo simposio sobre la dignidad de la mujer, que se llevará a cabo en Magdala en ocasión del día internacional de la mujer.

Finalmente, la casa de peregrinos. Dejo a las imágenes que hablen por sí solas.

Gracias a Dios y a la generosidad de muchos de ustedes la construcción sigue avanzando a buen ritmo. Les recuerdo que tenemos la campaña de los 1000 días, de los cuales ya han transcurrido 238… y que nos propusimos como meta para terminar esta obra. Cualquier donativo es importante, aunque a ustedes les parezca pequeño. No hay donativo pequeño. Todos, como las gotas de la lluvia son importantes para terminar esta obra.

Como siempre les pido sus oraciones. Magdala es un proyecto espiritual antes que nada. Lo confirman las experiencias que todos los días nos refieren los visitantes. Necesitamos sus oraciones y sus donativos para continuar y concluir este importante proyecto: Magdala, un lugar donde Jesús enseñó.

Asegurándoles un recuerdo particular en mis oraciones, quedo de ustedes, fraternamente,

Juan María Solana, L.C.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here