El 30% de los cristianos de Tierra Santa viven del turismo religioso: si no vamos, ellos se irán

Las peregrinaciones a Tierra Santa ofrecen a la comunidad local “la posibilidad de revivir los misterios de la Vida de Cristo” y darse cuenta “del apego y la responsabilidad que se derivan del hecho de vivir en la tierra de Jesús”. Y para el mundo cristiano, para cuantos vienen del exterior, se torna un viaje en el cual descubrir “las raíces de la fe, de los lugares en los cuales nació, vivió y murió Cristo”. Es lo que narra a AsiaNews Sobhy Makhoul, vinculado al Patriarcado maronita de Jerusalén, para quien la peregrinación a Tierra Santa hoy representa “un acto de fe” y una “gran experiencia de vida, tanto humana como espiritual”.

Una forma de evangelizar
“En un momento complejo, caracterizado por grandes turbulencias, guerras y episodios de violencia, un viaje como peregrinos a Tierra Santa permite entender mejor la realidad medio-oriental” explica el maronita de Tierra Santa. La peregrinación, agrega, “ofrece la posibilidad de conocer con los propios ojos la realidad medio-oriental, tener un contacto directo” con las personas, los lugares y eventos.

“Para muchos, hoy el problema es el islam, la convivencia con el mundo musulmán. Pero el diálogo que se entabla con un musulmán que vive en Europa –advierte- es distinto del que se da con un musulmán que vive en Oriente Medio”, donde la religión de Mahoma “es mayoritaria”. De aquí el “valor y la dimensión cultural”, y no sólo espiritual, que adquiere hoy emprender  un viaje tras las huellas de Jesús.

Para Makhoul son muchos los motivos por los cuales ir a Tierra Santa. Conocer la propia fe, la historia, generar un nexo o vínculos de familiaridad, entretejer relaciones con la comunidad local. “Si no conoces Tierra Santa –afirma- no puedes conocer el Evangelio, el anuncio de Cristo. Ir a Tierra Santa es un modo de evangelizar, porque te sumerge en la realidad en la cual nació y vivió Jesucristo”.

Cada vez más peregrinos chinos
Un llamado a las peregrinaciones que tiene una actualidad dramática, siendo que hoy el número de fieles –sobre todo de Europa y mucho más de Italia- está cayendo a niveles dramáticos. “Este año –cuenta Sobhy Makhoul-  hemos registrado un 70% menos de visitantes en comparación al año pasado. Un año más bien pobre, y son muchos los factores que han determinado esto: la cuestión de la seguridad, los atentados, la crisis económica. Sin embargo, quiero aclarar que Israel es el país más seguro del área”.  

Por otro lado, es bien sabido que los peregrinos cristianos en Tierra Santa tienen un valor “sagrado” para los judíos y musulmanes, y que ellos “jamás son tocados”. “Sobre todo a los ojos de los musulmanes, los peregrinos cristianos –agrega- traen tranquilidad y calma. Viven el viaje como un momento de alegría y la persona asume un valor absoluto, que debe ser protegido, y se hace todo lo posible para ayudarla”.

Así como hay una caída en el número de peregrinos europeos, ha de destacarse el dato creciente entre los católicos asiáticos, y, en particular, los chinos, que cada vez crecen más entre los visitantes a Tierra Santa, lo cual es facilitado por el acuerdo entre Pekín e Israel, que ha llevado a la cancelación de la obligación de poseer una visa de turista.

Peregrinar para que los cristianos locales se queden
"Incluso para la Iglesia local –Sobhy Makhoul– la peregrinación es un recurso fundamental. Muchos cristianos de Tierra Santa trabajan en las peregrinaciones, son una ayuda fundamental a nivel psicológico, espiritual y financiero. Por eso, renuevo el llamado a venir a Tierra Santa, a sostenernos, sin dejarse atemorizar o condicionar por el terrorismo, sino, por el contrario, encomendándose a Dios”.

Como ha sido subrayado en una entrevista concedida a AsiaNews por monseñor Giacinto-Boulos Marcuzzo, vicario patriarcal de Jerusalén, el 30% de los cristianos de Jerusalén y Belén viven de la industria del turismo religioso.


Giacinto Boulos Marcuzzo, vicario patriarcal de Jerusalén.

Esto, explica, quiere decir “en términos concretos, que cuando hay peregrinaciones, al menos el 30% trabaja normalmente, mientras que cuando hay crisis de peregrinaciones, el 30% está expuesto a la desocupación y, por lo tanto, directa o indirectamente, a la emigración”.

Respondiendo a los llamados de las personalidades de la Iglesia de la región, AsiaNews ha decidido ofrecer nuevamente a sus lectores la ocasión de una peregrinación a Tierra Santa, en compañía del padre Bernardo Cervellera y de algunos guías especializados en la región. La partida está prevista para el 28 de octubre, regresando el 4 de noviembre de 2016.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here