Los cristianos de Palestina podrán examinarse de su religión para obtener el título de Bachillerato

Alumnos de la Escuela de Tierra Santa en Belén. Una tercera parte de ellos son musulmanes.

El Ministerio de Instrucción Pública palestino ha decidido incorporar la religión cristiana como asignatura de libre elección en el examen para la obtención del título de Bachillerato. En ese examen, conocido como Tawjihi, los alumnos pueden escoger entre algunas asignaturas para demostrar su suficiencia, pero hasta ahora la religión cristiana no estaba entre ellas, mientras que la musulmana sí, lo que ponía a los jóvenes cristianos en situación de desigualdad.

“La cuestión es de justicia social”, explica el padre Marwan Di’Des, franciscano y director de la Escuela de Tierra Santa en Belén: “Si el alumno musulmán puede hacer un examen oficial, ¿por qué no así el cristiano?”.

Esta nueva consideración de la religión cristiana corona casi veinte años de negociaciones y es un “logro histórico”, según afirma el padre Iyad Twal, director de las escuelas del Patriarcado Latino en Palestina e Israel.  Y es una muestra, añade, de “la fuerte presencia de los cristianos”, a pesar de que son solo el 2% de la población, así como de “las buenas relaciones y la cooperación” con la Autoridad Nacional Palestina y del espíritu ecuménico entre la Iglesia y las demás comunidades cristianas, pues las conversaciones y los materiales se han preparado de manera conjunta.

El padre Twal se muestra muy satisfecho ante este logro histórico.

Según el padre Twal, la decisión abre además nuevas oportunidades de trabajo para los licenciados de la Universidad de Belén. El Ministerio convocará ahora sesiones de formación para los profesores de catecismo específicamente orientadas a preparar el Tawjihi.

Los chicos viven la noticia con entusiasmo”, comenta el padre Di’Des, “aunque también tengan sus miedos, porque se trata de una primera experiencia. Y para los profesores también es así: antes enseñaban solamente tendiendo a la formación personal del joven, mientras que ahora se suma el trabajo para un examen. Es un desafío para el profesor y para el joven”.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here