Una moneda del año 700 a.C. confirma un dato histórico que solo se conocía a través de la Biblia

Foto: Autoridad de Antigüedades de Israel.

¿Cómo se gobernaba Jerusalén hacia el 700 a.C.? El Reino de Israel, al norte, había sido destruido por los asirios en el 722. En el sur, el pequeño reino de Judá continuaba, con Jerusalén como capital y Ezequías como rey (bastante bueno, según la Biblia) durante 29 años, del 716 al 687 a.C.

Según la Biblia, la ciudad de Jerusalén en esta época tenía al frente a un gobernador (y no un consejo, o algún tipo de autoridad grupal).

La Biblia habla del gobernador de Jerusalén en dos ocasiones: en el Segundo Libro de Reyes, reinando Ezequías, habla de un gobernador de Jerusalén llamado “Josué”, y en el Segundo Libro de Crónicas habla de un gobernador llamado Maaseías durante el reinado de Josías (640-608 a.C.). Era el rey quien designaba al gobernador.

La arqueología lo corrobora
Ahora, los arqueólogos han encontrado un sello de arcilla de esa época con la inscripción en hebreo “lesar ha’air'”, que significa “perteneciente al gobernador de la ciudad”. Es una prueba que confirma arqueológicamente que estos datos de Reyes y Crónicas son correctos.

El importante hallazgo fue descubierto en el transcurso de las excavaciones de la IAA (Autoridad de Antigüedades de Israel) mientras se tamizaba en húmedo el suelo de un edificio del período del Primer Templo tardío (siglos VII-VI aC)., al pie del Muro de las Lamentaciones.

El sello lo guardará el actual alcalde
Se trata de un trozo de arcilla, sellado y precombinado. Mide 13×15 mm y tiene 2-3 mm de grosor. La parte superior del sello muestra dos figuras enfrentadas, y la parte inferior contiene una inscripción en escritura hebrea antigua. El sello fue entregado al alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, durante su visita al Centro Davidson, cerca del Muro Occidental, la semana pasada. Después de la finalización de la investigación científica, el sello será exhibido temporalmente en la oficina del alcalde.

Hablando en nombre de la IAA, Weksler-Bdolah dijo que cree que “el sello se había adjuntado a un transporte importante y servía como una especie de logotipo, o como un pequeño recuerdo, que se envió en nombre del gobernador de la ciudad“.

Una zona de ciudadanos importantes
“Es probable que uno de los edificios en nuestra excavación sea el destino de este transporte, enviado por el gobernador de la ciudad. El hallazgo de un sello con este título de alto rango, además del gran conjunto de sellos reales encontrados en el edificio en el pasado, apoya la suposición de que esta área, ubicada en la ladera occidental de la colina occidental de la antigua Jerusalén, a unos 100 m al oeste del Monte del Templo, estuvo habitada por funcionarios de alto rango durante el período del Primer Templo, antes de la conquista y deportación por parte de los asirios.

“Es la primera vez que se encuentra un sello así en una excavación autorizada. Es compatible con la interpretación bíblica de la existencia de un gobernador de la ciudad en Jerusalén hace 2700 años“.

Zona de las excavaciones cerca del Muro de las Lamentaciones: se cree que hace 2.700 años hubo una zona de viviendas de personajes importantes

El Profesor Tallay Ornan de la Universidad Hebrea y el Profesor Benjamin Sass de la Universidad de Tel Aviv estudiaron el sellado y lo describieron así: “Sobre una doble línea hay dos hombres de pie, uno frente al otro en forma de espejo. Sus cabezas están representadas como grandes puntos, carentes de detalles. Las manos que miran hacia afuera están caídas, y las manos que miran hacia adentro están hacia arriba. Cada una de las figuras lleva una prenda a rayas hasta la rodilla. En el registro debajo de la línea doble hay una inscripción en hebreo antiguo, sin espacios entre las palabras ni artículo definido“.

Jerusalén era una ciudad fuerte
“Es muy abrumador recibir los saludos de la Jerusalén del período del Primer Templo“, dijo Barkat al ver el sello. “Esto muestra que hace 2700 años, Jerusalén, la capital de Israel, era una ciudad fuerte y central“.

Según el Dr. Yuval Baruch, arqueólogo del Distrito de Jerusalén de IAA, “la importancia excepcional de los hallazgos nos ha llevado a decidir conservar el edificio del período del Primer Templo hallado en las excavaciones de la plaza del Muro Occidental y abrirlo a los visitantes“.

El trabajo de conservación en el sitio, en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel, fue llevado a cabo por Yossi Vaknin y Haim Makuriya.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here