La Custodia de Tierra Santa celebró su octavo centenario, pero los actos se prolongarán aún dos años

Del 16 al 18 de octubre tuvieron lugar en el convento franciscano de San Salvador de Jerusalén los actos conmemorativos del octavo centenario de la Custodia de Tierra Santa, presencia que se inició cuando los primeros frailes franciscanos desembarcaron en Acre en 1217 conducidos por Elías de Cortona.

El día 16 fueron protagonistas las organizaciones e instituciones que apoyan las múltiples actividades de la Custodia, con una ceremonia litúrgica vespertina que presidió el ministro general de la Orden de los Frailes Menores, fray Michael Perry.

Al día siguiente, el cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, glosó El papel de los franciscanos en Tierra Santa. Antes, en la misa, se había transmitido el mensaje personal del Papa Francisco, que leyó el responsable de asuntos para la Santa Sede, monseñor Marco Formica, y en su homilía el purpurado habló de la misión de la Custodia de Tierra Santa: “Vuestro modo de convertiros en custodios de los santos lugares ha vuelto a proponer la misma dinámica de la primera llamada de San Francisco. Os habéis consagrado al cuidado de los santuarios, al testimonio de la vida evangélica, edificando el templo santo de Dios viviente. La misión de la Custodia es ofrecer al mundo entero el tesoro de Jesús“.

Entre las conferencias escuchadas posteriormente destacan la consagrada a fray Elías de Cortona, a cargo del profesor Filippo Sedda, de la Pontificia Universidad Antonianum, y la que explicó el trabajo de descubrimiento y catalogación de fotos de Siria, a cargo de Emmanuelle Main, experta en historia de Israel.

Por último, el miércoles 18 se reflexionó sobre el significado de los frescos de la basílica superior de San Francisco de Asís, una copia de los cuales se expone desde mayo en la entrada de la curia custodial. Por la tarde, la misa con el vicario general de la orden cerró las conmemoriaciones, antes de un concierto preparado por el instituto musical de la Custodia, el Magnificat.

Las celebraciones por los 800 años de presencia franciscana comenzaron el pasado junio, cuando los frailes realizaron una peregrinación especial a Acre, lugar del primer desembarco en 1217. Estos tres días de conferencias y encuentros de octubre no serán sin embargo el final de las celebraciones. El objetivo de la Custodia de Tierra Santa es realizar una serie de iniciativas en los próximos dos años para llegar a conmemorar el encuentro que el fundador de la orden, San Francisco, tuvo en 1219 con el sultán Malek-El-Kamel en Damieta, en Egipto.

«Como franciscanos, interpretamos estos ocho siglos como una manifestación de la Providencia, de la fidelidad y de la bondad de Dios en nuestras dificultades”, dijo el custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, “porque ha elegido un instrumento eclesial sencillo y pobre, variado y quizá también un poco desordenado como somos nosotros, para continuar aquí, no la nuestra, sino Su historia, que siempre es una historia de salvación”.

He aquí el vídeo resumen de los actos conmemorativos preparado por Terra Sancta News:

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − uno =