Cruzamiento de nuevos caballeros y damas del Santo Sepulcro de Jerusalén: espectacular ceremonia

Los días 4 y 5 de noviembre tuvo lugar la ceremonia anual de Cruzamiento de nuevos caballeros y damas de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, capítulo noble de Castilla y León, con el excelentísimo duque de San Pedro de Galatino, lugarteniente de España Occidental,

El acto tuvo lugar en la Basílica de San Francisco el Grande de Madrid y fue presidida por el cardenal Carlos Amigo, arzobispo emérito de Sevillay y gran prior de la Lugartenencia de España Occidental. 

El deber de ayudar a Tierra Santa
Al concluir la lectura del Evangelio comenzó el Cruzamiento, con una espectacular puesta en escena como representación de la tradición secular de la orden casi milenaria que tiene como base la integración en la vida de la Iglesia, la lucha por la justicia y la paz y el deber de ayudar a Tierra Santa.

Tras reconocerse como "dispuestos" a representar lo que ser Caballero de la Orden significa ante el altar, el consejero-secretario de la orden llamó uno a uno a los neófitos y a sus padrinos. Arrodillados frente al altar, los caballeros fueron investidos.

El ofrecimiento de espada
El momento más emocionante llegó cuando el maestro de ceremonia seglar ofreció la espada al celebrante y éste proclamó a los nuevos caballeros y damas del Santo Sepulcro de Nuestro Señor Jesucristo tocándolos con la espada en el hombro "en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".

Tras el nombramiento, los nuevos miembros de la orden recibieron la venera o insignia del Santo Sepulcro que el celebrante les coloca sobre el cuello, abrochada por su padrino (o madrina, si son damas).

La ceremonia culmina cuando los nuevos caballeros y damas se dirigen junto a sus respectivos padrinos al sitial del lugarteniente, que les coloca el hábito de coro, los cordones, la cruz patriarcal y el birrete, tras lo cual reciben el abrazo de paz.

Antes de finalizar los nuevos miembros de la orden se dirigen al canciller y al caballero de mayor rango para recibir el abrazo de paz, que simboliza el abrazo de todo el Capítulo. En el caso de las damas se les hace además entrega del lazo de dama.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × dos =