Un chef israelí triunfa en Jerusalén con un restaurante donde sólo se sirven platos bíblicos

En Israel, el chef de un popular restaurante de Jerusalén se ha inspirado en los textos bíblicos para desarrollar un novedoso menú. Entre los platos que ofrece se encuentran trigo tostado y langostas con miel y uva.

David, Goliat y los Salmos
La Biblia relata que David solía comer un plato llamado karmel, algo crucial para que lograse derrotar a Goliat. Ésta es una de los tantos episodios que han servido de inspiración para Moshe Basson, el chef ejecutivo del restaurante Eucalyptus de Jerusalén: "Hemos usado y puesto de relieve la conexión entre el cuscús y la semolina que se servía como una ofrenda en el Templo de Jerusalén. En lo que respecta al frekeh, hay que mencionar que se trata del karmel que se menciona en la Biblia, un tipo de trigo tostado con el que David solía alimentar a sus hermanos en el campo de batalla. Después de esto, logró derrotar a Goliat", declara Basson en CCTV.

Según los Salmos, el mismo David pediría luego a Dios que lo purificase con hisopo para estar limpio. Y el hisopo es justo lo que Basson utiliza como base para su salsa de pesto: "La Biblia no es un libro de cocina, pero habla mucho sobre comida. Y uno de los ingredientes más especiales que se menciona en la Biblia es el hisopo, ezov o za atar en árabe, una planta usada como cepillo por los israelitas cuando iban a abandonar Egipto y marcaban las puertas con la sangre de los corderos en Pascua. Usamos todos los ingredientes: trigo, cebada, uvas, aceitunas, higos y dátiles."

La cocina de las madres de Oriente Medio
Basson se crió en el seno de una familia de inmigrantes judíos iraquíes en Jerusalén. Su comida sigue los preceptos kosher, que determinan lo que los practicantes del judaísmo pueden comer: "Algunas personas pensarán que la gastronomía bíblica es extraña, pero hay que emprender la aventura de probarla, porque se trata de la cocina de las madres y abuelas de Oriente Medio. Aunque los ingredientes sean bíblicos, al fin y al cabo se trata de comida".

Estos platos también integran elementos más conocidos, como los tomates, la berenjena y el chocolate.

Un lugar único en Jerusalén 
La clientela del restaurante procede de todos los sectores sociales, lo que incluye a musulmanes y personas no religiosas: "Es una experiencia única. La gastronomía bíblica de este lugar, la presentación, los sabores, son únicos, no hay ningún otro restaurante en Jerusalén que los ofrezca, y eso que hay una amplia variedad en la ciudad. Por ejemplo, se puede comer sopa de lentejas en cualquier restaurante, pero sólo en Eucalyptus se puede probar la que comían Jacob y Esaú."

Fiel a los preceptos kosher, el menú excluye la carne de cerdo y los pescados sin escamas, pero incorpora alce, ubre de vaca, gallina de Guinea e incluso langostas.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + dieciseis =