«No os olvidamos»: intensa visita de los obispos del mundo en apoyo a la Iglesia de Tierra Santa

Desde 1998, la Coordinadora de Conferencias Episcopales en apoyo de la Iglesia en Tierra Santa se reúne con la invitación de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa. Bajo los auspicios de la Santa Sede, se reúne cada mes de enero en Tierra Santa, centrándose en la oración, la peregrinación y la persuasión, con el objetivo de mostrar la solidaridad con la comunidad cristiana local, que experimenta una intensa presión política y socio-económica.

Contacto con las situaciones más preocupantes
Siguiendo esta tradición, los obispos de Europa, Norteamérica y Sudáfrica que forman parte de la Coordinadora visitaron el sábado 9 de enero Belén, donde celebraron la Eucaristía en Taybeh, en la iglesia parroquial, y tuvo lugar un primer contacto con la situación que se vive en el Valle de Cremisán. También ese sábado se hizo la apertura formal de la visita, con la bienvenida del Patriarca latino de Jerusalén y la oración de vísperas en la Iglesia de Santa Catalina.

El domingo día 10 visitaron Beirut Onaho, en el Valle de Cremisán y tuvieron un encuentro con la comunidad cristiana de Beit Jala. Les contaron la pérdida de sus tierras como consecuencia de la expropiación de las propiedades por parte de Israel y la construcción de un muro de separación en el Valle de Cremisán.

Esta pérdida es determinante para muchas familias, ya que las tierras suponen el medio de vida y se ven en una situación crítica. Las oraciones, que se están celebrando desde el año 2011, las presiones internacionales y de la misma Coordinadora y las demandas reiteradas no han logrado detener la construcción del muro. Beit Jala es una de las ciudades palestinas más antiguas, en las faldas de una montaña de olivos centenarios, viñas y árboles frutales, muy cerca de Belén.


Monseñor Vives saluda a una familia cristiana en Beit Jala.

La actividad de monseñor Vives
Joan-Enric Vives, arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, que forma parte de esta coordinadora en calidad de representante de la Conferencia Episcopal Española, ha concelebrado en las misas, junto con el resto de obispos participantes. El sábado pudo, junto con José Gabriel Vera Beorlegui, director de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación y de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Española, visitar y orar en la Iglesia de la Natividad.

“Vamos a dar apoyo moral, a decirles a ellos: estamos con vosotros, no os olvidamos… y seguramente invitar a ayudar en el origen de los problemas, porque es allí donde se encuentra mucho más la ayuda, porque es donde tienen la familia y la vida. Ojalá que pudiéramos contribuir, algo ni que fuera, a la paz y al respeto a las minorías", explicó monseñor Vives.

Jordania: millón y medio de refugiados sirios e iraquíes
Por la tarde del domingo día 10, comenzaron su visita a Jordania, uno de los objetivos de este viaje de apoyo, donde hay acogidos los refugiados que se han visto forzados a abandonar sus hogares como resultado del conflicto bélico actual entre Siria e Irak. Como ha recordado monseñor Vives, el encuentro hace hincapié en Jordania porque se vive con equilibrios, “es un país pequeño que ha tenido que recibir un millón y medio de refugiados, y ve los límites de su capacidad de acogida. Ahora es la ONU, los países ricos de Occidente, somos nosotros, las personas que se sientan llamadas, los que tenemos que ayudar".


Cristianos en Ammán (Jordania), durante una misa en Nuestra Señora de la Paz.

La mayor parte de los refugiados provienen de Siria. Se mantuvo un encuentro con la iglesia local de Jordania, ya que la reunión de este año se centra en la situación de cristianos vulnerables, especialmente aquellos que se han visto forzados a huir de su tierra natal y buscar refugio en otras lugares.

Sobre todo, orar y presionar
La Coordinadora de las Conferencias Episcopales de Europa, Norteamérica y Sudáfrica tiene como objetivo la peregrinación, la oración y la presión. No tiene como objetivo recaudación de fondos económicos o la construcción de proyectos, a pesar de que una considerable inversión para el desarrollo y el crecimiento de las peregrinaciones son consecuencia directa de la visita de los obispos. La oración es el alma de la reunión anual, con la celebración diaria de la Eucaristía, a menudo en diferentes ritos, y la celebración en común de la oración de la Liturgia de las Horas.

Como colofón de la visita, los obispos emitieron un comunicado final bajo el título No os olvidamos, en donde hacen repaso a la situación de los cristianos en las distintas zonas de la región: "Se nos ha recordado durante nuestra visita la presencia permanente de la Iglesia entre los débiles y vulnerables, y los que, muy a menudo, son olvidados. Nos llevamos nuestras experiencias aquí y las historias que hemos escuchado, y nos comprometemos a dar voz a los sinvoz".

Los obispos participantes este año en el encuentro fueron: de Inglaterra y Gales, Declan Lang, que actúa de Coordinador; España y Andorra, Joan-Enric Vives; Canadá, Lionel Gendron; Estados Unidos, Óscar Cantu
Alemania, Thomas Renz; Francia, Michel Dubost
Irlanda, John McAreavey; Italia, Rodolfo Cetoloni
Escandinavia, Pierre Burch; Escocia, William Nolan
Suráfrica, Stephen Brislin; Suiza, Félix Gmür; Conferencias Episcopales de Europa, William Kenney; Iglesia de Inglaterra, Chrisophter Chessun.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =